jueves, 21 de febrero de 2008

Hay que ser inutil. por dios......

Mi amigo Esteban tiene uno de estos, miradlo y ahora os cuento:



Mi mujer y yo estabamos valorando la posibilidad de comprarnos un bicho de estos. Lo probé en casa de mi amigo, nos hizo un conejo que, la verdad, no sabía mal.

Buscando por Internet más opiniones para terminar de decidirnos me encontré con esta opinión publicada en Ciao. Leedla completa porque es absolutamente genial y, por supuesto, ha terminado con nuestras dudas. Lo copio literalmente de Ciao, con todos sus fallos y faltas de ortografía:

Hay que ser inutil. por dios......

Vamos a ver, no se si escribir sobre este aparato lo que voy a escribir, estara bien , y me acarreara mas de un enemigo, sobre todo de la zona de cocinillas inutiles, o los sin tiempo, ( manida escusa para no cocinar) pero los que me seguis ya me conoceis, y sabeis que no me puedo callar.
Tenemos un amigo, soltero, treintañero, metido en las faldas de su mami hasta hace un par de años, inutil integral en todo lo que se refiere al tema de cuidados y labores de la casa, por lo que os podeis imaginar lo que sale cuano intenta freir un huevo, como anecdota os contare que en una ocasion pretendia hacer unas torrijas con el huevo batido que le habia quedado de rebozar una merluza el dia anterior, y freirlas despues en el mismo aceite, y lo decia tan pancho el cabron....
Bueno a lo que iba, la semana pasada nos llama a mi pareja y a mi y nos invita a cenar, nostros sabien lo que nos podia esperar le soltamos la tipica excusa para no ir..pero nos espeto que se habia comprado el aparatito este, y que la comida estaba de puta madre, que seguia las instrucciones, y que todo salia muy rico y muy sano.
Bien el hombre en toda su buena voluntad nos dice que nos va a preparar una paellita de carne para cenar, algunos conocereis mi relacion con Valencia,y que vivo en Asturias, por lo que las formas y modos de preparar una arroz en los dos sitios no tienen nada que ver... cosa que no quita que un arroz hecho por un asturiano/a no tiene por que no estar bueno, pero al oir la palabra paella, y ademas pensar en ... paella en robot de cocina a presion... pues que querais que os diga...en fin que para no hacerle un feo al chiquillo pues aceptamos...
LLegamos a Oviedo que es donde vive y quedamos en una sidreria cercana a su casa para tomarnos unos culines antes de cenar, al llegar nosotros ya nos estaba esperando con otras dos parejas mas de amigos, nos tomamos media docenita de botellas( aqui es normal, no os asusteis, la sidra a penas tiene alcohol) y entre escancie y escancie , nos comenta las maravillas de su aparato, y la forma tan fantastica en la que prepara los alimentos, y lo bien y bueno que sale todo...
Nosotros un poco moscas, mirabamos los unos para los otros pues todos los que estabamos alli, los seis, habiamos padecido mas de una vez los derroches culinarios de Paco como asi se llama el asesino, huy perdon, el cocinillas....Unas cuantas sidras y hora y media despues, salimos del local y nos dirjimos a su casa, al llegar la verdad, hay que reconocer que el chiquillo se habia esmerado, habia puesto una mesa para siete de lo mas primorosa con sus velitas y todo, a los cinco ,minutos de llegar oimos unos pitidos y una voz metalica que avisba que la comida estaba lista, miramos los unos para los otros, no dabamos credito.
Paco ligero y hacendoso se encaro con la cocina y armandose de valor y con actitud algo nerviosa , enarbolando el rodillo con la mano izquierda y con una espumadera a modo de estilete amezante en la mano derecha , esbozando la mejor de las sonrisas, nos espeta, Ala a sentarse que la paella esta lista..
Al abrir aque trasto, el aroma que salia la verdad no podiamos decir que fuera desagradable, todo lo contrario olia que alimentaba, y suspiramos con alivio al percibir los olores y los jugos gastricos se revolucionaron pidiendo a gritos, comida, activados en parte por la sidra en parte por el rico olor que salia de la olla a presion....
Pero lo que nos esperaba no es facilmente decriptible, una especie de masa de color amarillo , de grumos chorreantes y brillo sospechoso comenzo a depositarse a golpe de espumadera en un plato tras otro, encima para que despegase del utensilio se veia obligado a dar un sonoro golpe en el plato que apenas consegui mover el pegote de su sitio....
Corria la saliva por nuestras gargantas, y no precisamente por que la boca se estuviera haciendo agua, no, era por el trago que nos esperaba... otra vez.....
cuando tuve mi plato delante, no era capaz de articular palabra, los ojos casi se me llenan de lagrimas al ver aquella mezcolanza de trozos de carne pimiento guisantes y arroz, aquel todo amarillento que no era ni uniforme pues parecia que en unos sitios era mas verde y en otros tiraba a palido , casi a blanco...,no sabia que hacer, obvie mirara a nadie, y armandome de valor inque el tenedor , solo la puntita, un trozo pqueño de algo que parecia polllo acompañado de una pasta que recordaba vagamente al arroz y un guisante quedaron firmemente pegados al metal, con nerviosismo lo lleve a mi boca, y Ohh Dios, era indescriptible, no sabria decir que me recordaba, tumbaba de salado que estaba, la masa amorfa de pegaba al paladar como los toffes de acafe con leche y el pollo daba vueltas en mi boca inetantado bajar por la garganta pero un estertor de la misma se lo impedia.... vinieron a mi sueños de infancia , terrores nocturnos y chantajes emocionles a los que eres sometido cuando eres niño y no quieres comerte las acelgas... pero nada nada fue capaza de hacerme tragar aquello, mire a los demas, y vi que las lagrimas asomaban en los ojos de mi pareja, mientras nuestros amigos aun seguian dando vueltas a todo aquello en el plato, Paco por su parte, desde su posicion, comia con avidez mientras decia, A que esta bueno... comer ehh comer que hay mas, que esto hace hasta para diez personas......
Hijo de la grandisima.....
Otro dia os contare como termino la historia, la historia del Ceff 2000 y nuestro amigo Paco, por hoy creo que es suficiente,
espero que os haya divertido , saludos, y besos desde asturias

Asturtes.

2 comentarios:

pegolina dijo...

Pues querido Cotton, mi experiencia con el aparato es absolutamente positiva, y no soy la única, pero lo único que digo siempre es que no sirve para arroces caldosos. En todo lo demás, chaupeau. Majo

cotton dijo...

Querida pegolina, antes de nada agradecerte tu visita a este humilde rincon virtual. Yo no tengo la maquinita, solo publiqué esa opinión porque me pareció muy ocurrente. Te tengo que decir que mi amigo Esteban me invitó a cenar conejo al ajillo hecho con este trasto y estaba muy rico.
En otro orden de cosas felicitarte por ser amiga de mi admirado Eleusino, gran concursante de Saber y Ganar. Un beso.